Home / Información General / IGIC el impuesto que debes manejar si quieres trabajar en Canarias

IGIC el impuesto que debes manejar si quieres trabajar en Canarias

Si estás pensando en trabajar con Canarias deberás tener en cuenta no solo la diferencia horaria sino también la aplicación del IVA canario, conocido como IGIC. Por tanto, en el territorio insular más grande de nuestro país tendrás que tener en cuenta las consideraciones de este impuesto para poder efectuar facturas y trabajar bajo el marco legal.

¿Qué es el Impuesto IGIC?

El Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) es un impuesto que grava las entregas de bienes y prestaciones de servicios, con carácter oneroso, realizadas por empresarios y profesionales de manera habitual u ocasional, así como las importaciones de bienes cualquiera que sea la condición del importador, realizadas en las islas Canarias.

Por tanto el IGIC es similar al IVA de la Península en hecho imponible, fecha de devengo y liquidaciones, pero se diferencian en unos tipos impositivos menores. El tipo del 7% general del IGIC en contraposición al 21% en península. Además el IGIC puede llegar a ser del 0% en determinados bienes y servicios, pues la función de este tributo en Canarias es incentivar el consumo, generar empleo y capitalizar empresas.

IGIC

Tipos de Gravamen

Hay distintos tipos de gravamen que las administraciones aplican según lo que tengan que gravar:

  1. Tipo cero (0%),
  2. Reducido (3%),
  3. General (7%), será aplicable a las entregas de bienes y prestaciones de servicios que no se encuentren sometidos a ninguno de los otros tipos impositivos previstos
  4. Incrementado (9,5% o 13,5%)
  5. Especiales (20%).

Todos ellos vienen acotados en la Ley 4/2012 publicada en el BOE 12 de julio de 2012 , a partir del artículo 51, página 126.

¿Cómo facturar en Canarias?

Para facturar servicios a Canarias debemos atenernos a la regla general de determinación del lugar de realización del hecho imponible, dónde se produce la prestación del servicio. Al ser el destinatario un empresario o profesional, la operación se entiende realizada en la sede del destinatario y será allí donde resulte gravada, atendiendo las reglas de localización.

Aplicación del gravamen en Canarias

En este impuesto el empresario o profesional sólo actúa de intermediario, pero con la especial condición de ser calificado como sujeto pasivo, con la obligación de repercutir el IGIC en sus operaciones.

Una empresa o profesional paga por los suministros y compras en la factura correspondiente a cada una de estas operaciones un porcentaje de IGIC que dependen del tipo que se aplique a la operación, es decir, IGIC soportado.

Cuando la empresa o profesional preste sus servicios o venda sus productos cargará en la factura que extienda a sus clientes el IGIC, conocido como IGIC repercutido. Ahora bien, este profesional o empresa no debe ingresar en Hacienda todo el IGIC que haya repercutido a sus clientes, sino que previamente ha de deducir de ese IGIC todo lo que la empresa o profesional ha pagado (soportado) por ese concepto a sus proveedores de bienes y servicios.

De esta manera la carga del impuesto recae enteramente sobre el consumidor final, es decir, aquel que no tiene posibilidad de repercutir el impuesto por no realizar actividad económica alguna.

IGIC canario

Si soy Empresario residente en la Península y facturo a Canarias ¿debo repercutir el IVA?

La principal duda que surge a los empresarios de la Península está en si deben o no cobrar el IVA o si deben indicarlo en la factura. La respuesta es no. No se debe indicar ni cobrar en la factura ningún tipo de impuesto.

El prestador del servicio emitirá una factura sin IVA y será el destinatario quién aplique el IGIC cuando la reciba, utilizando el mecanismo de inversión del sujeto pasivo. La empresa destinataria deberá liquidar las correspondientes cuotas del impuesto ante la Administración Tributaria Canaria en el periodo correspondiente al devengo.

Si en lugar de una prestación de servicios se trata de una venta de un bien, el trámite es similar en lo que respecta a los impuestos. La entrada de bienes en Canarias, cualquiera que sea su procedencia, se considera una importación y como tal será objeto de liquidación de los aranceles e impuestos. La empresa vendedora ubicada en la Península emitirá una factura sin IVA. El que recibe la mercancía liquidará el IGIC, tal como sucede en las prestaciones de servicios.

Y al final del año ¿cómo me arreglo con Hacienda?

Normalmente, en el caso que se trate de bienes, el empresario o profesional residente en la Península si ha pagado el IVA por la compra del producto. En cuyo caso dicho empresario deberá a final de año reunir todas las facturas y reclamar ese IVA a Hacienda, que suele tardar aproximadamente 8 meses en devolvérselo.

Debes tener presente que dichas operaciones han de ser declararlas en el resumen de IVA como “exportaciones”. El proceso parece complejo, pero es como todo, tras hacer el primer trámite y coger la experiencia, el resto viene solo. A partir del primero, todo irá rodado.

Y tú, ¿Quieres trabajar con Canarias? ¿Ya sabes cómo aplicar el IGIC?

Comentarios de Facebook

Check Also

hacienda

Hacienda somos todos ¿Qué es y cómo funciona la Agencia Tributaria?

Aún perdura en nuestras mentes la famosa campaña Hacienda somos todos donde la Agencia Tributaria intenta concienciar …